Finales de marzo de 2022. Después de Andalucía en enero y el País Vasco en septiembre, una buena idea era visitar tierras levantinas. El camping Playa Tropicana en Alcossebre (Castellón), es un estupendo lugar (y baratito en estas fechas) para fijar nuestra residencia por unos días y recorrer desde allí los muchos y atractivos sitios de costa y media montaña. Por primera vez nos acompaña Jose Pablo que se va de avanzadilla ya que tiene asuntos familiares en Valencia. Desgraciadamente y también por problemas familiares, a última hora yo no pude acompañarles.

Y aquí tenemos al resto de la tribu a punto de salir y felices como perdices. El reportero habitual esta vez se queda en casa pero este viaje servirá para descubrir que tenemos otro cronista agazapado que se lo tenía muy callado. Fernando cojió el testigo e hizo, no sólo de reportero gráfico que ya lo hace habitualmente, sino también relatando las aventuras de cada día.

Y se van. Me quedo en tierra. Buen viaje…!!!.

Ruta por Castellón y sus costas y sierras (By Fernando de la Calle):

Aprovechando el cambio de hora que nos permitirá más tiempo disfrutando del cicloturismo y siendo conscientes de la situación crítica debida a la guerra en Ucrania, nos lanzamos a esta nueva aventura. Esta vez está previsto que hagamos las rutas el grupo al completo: Jose Pablo, Pedro, Juan, Antonio, Ramón y Fernando.

Lunes 29 de Marzo. Salida de Madrid:

Desgraciadamente Ramón se ha tenido que quedar en Madrid por problemas familiares (Un fuerte abrazo de todos). José Pablo se nos unirá en Castellón. Comenzamos como de costumbre en casa de Antonio donde cargamos las bicis en la furgo y nos lanzamos a esta nueva aventurilla organizada de nuevo por Juan.

Después de un viaje sin problemas y con pocos camiones debido al paro en protesta por los costes de combustible llegamos al Restaurante Casa Tere donde nos reunimos con José Pablo: Paellita, fideuá, pescado. No estuvo mal para empezar.

Llegamos al Camping Tropicana en Alcoceber y nos alojamos en dos bungalows.

Nos vestimos de romanos y nos lanzamos a la conquista de los caminos: Salimos en dirección sur hacia Torrenostra la playa de Torreblanca atravesando un parque natural con marismas y lagunillas entre el croar de ranas y la vista de algún tipo de aves como patos, etc.

Pasamos por Torreblanca y volvemos a Alcoceber y casi anocheciendo pasamos Las Fuentes y llegamos por vías ciclistas al Faro de Irta construido recientemente y con un diseño muy moderno y espectacularmente blanco.

Paramos a cenar en el chiringuito La Maya: Tortillas de gambas y de atún, croquetas de jamón y supuestamente de bacalao. y volvemos con luces hasta el camping donde nos lanzamos al «nuevo» juego de las 3 en raya (aunque ahora son cuatro y en 3 dimensiones).

Martes, 29 de Marzo.

Amanece un día nublado pero con previsión de viento sin lluvia que finalmente se cumplió. Después de desayunar juntos, iniciamos la marcha prevista hacia El Grao de Castellón pasando por Oropesa y Benicasim.  José Pablo va de avanzadilla y nos espera en Oropesa donde tomaremos café.

Recorrido hasta Oropesa. El camino discurre con comodidad por el Parque Natural de Torrenostra con viento a favor.

Una vez reagrupados los cinco en Oropesa tomamos un café y nos dirigimos a una vía verde en muy buen estado y cortada a pico en la montaña con vistas espectaculares sobre el mar.

Se baja finalmente a Benicasim y por vías ciclistas al lado de la playa y bordeando casonas lujosas llegamos al Grao donde nos espera el almuerzo merecido en el restaurante «La Ola»: Fideuá. ensaladas corvina, etc y postres caseros.

No sospechábamos la sorpresa que nos depararía el viento para la vuelta, pues hubo tramos en cuesta y con el aire canalizado en los cortes de la roca que requirieron toda la energía y un poco más de lo que habíamos ingerido.

Llegamos a Oropesa donde nos dividimos: Antonio y José Pablo volvieron en la furgo y Pedro, Juan y Fernando nos armamos de valor y seguimos luchando contra «Eolo» llegando con la reserva después de unos 85 km al Camping La Tropicana donde recuperamos fuerzas con un jacuzzi calentito y cena en el Bar.

Partiditas de ajedrez entre los maestros José Pablo, Pedro y Antonio, Lecciones del juego del «Infierno» para quien estuvo interesado, 5-0 a Islandia….y a descansar para la siguiente etapa con la esperanza de que pronto se nos incorpore al grupo Ramón.

Miércoles, 30 de Marzo.

Hoy era el día que teniamos marcado como el Tourmalet de la Ruta. Después de desayunar en el bungalow comunitario nos lanzamos al camino hacia Oropesa pasando por Torrenostra, Torre de la Sal y la desmesurada Marina d’Or.

En Oropesa hacemos cambio de conductores de furgo sustituyendo Antonio y José Pablo a Pedro. Juan, Pedro y Fernando se lanzan de manera casi inconsciente a atacar el Desierto de las Palmas por la cara norte.

Paramos en la fuente de Miravet (ya lo dice el nombre Mira y vete…) bajo el castillo homónimo, preguntamos a algún lugareño (que repostaba agua como si estuviera racionada por la guerra) por la subida al pico Bartolo, y con sorna nos miró y nos dijo que si llevábamos bici eléctrica a lo mejor llegabamos si duraba la batería…

Pero nosotros como Santo Tomás, si no lo veo…..Seguimos la ascensión, cambiamos de firme… a peor, pero no de cansancio… y tras unos 10 km llegamos a la ermita de Les Santes, donde deliberamos y nos damos cuenta de la imposibilidad del reto (solo porque no llegaríamos a tiempo para comer, jeje…).

Circunvalamos el pico con fuertes sube y bajas y por fin llegamos a la carretera asfaltada que nos lleva al destino del Restaurante Las Barracas en Benicasim.

Reagrupamiento, paellas, ensaladas, «Cremaent» y a la espera de noticitas de Ramón que viene de camino por la Mancha… a unirse al grupo de Quijotes del Camino que nos Une.

Cenamos en el Restaurante Chino de Alcoceber y tras clases de idiomas como «nihao», «yastá», etc volvemos al Camping donde Ramón reedita la aventura de la cama que hizo Antonio el primer día.

Partiditas de ajedrez y damas en las que Antonio demuestra su «know how» y calentitos después de la paliza (la del ajedrez y la de Bartolo…), nos retiramos a descansar pues mañana le damos el bautismo a Ramón subiendo la ermita de Sierra de Irta….

Jueves, 31 de Marzo.

Como de costumbre desayunamos en el pabellón comunitario y nos preparamos para el bautismo de Ramón. Le hemos preparado para abrir boca la subida a la Ermita de Santa Lucía que esperamos nos dé una buena vista.

Llegamos al Faro de Irta de un blanco reluciente. Dice dice el cartel que es el único diseñado en su totalidad por 2 mujeres.

Comenzamos la subida con rampas suaves que prometían un ascenso sin problemas…. pero al poco rato la montaña se empezó a inclinar y la gravedad siguió cumpliendo con la ley de Newton, y empezamos a bajar platos, subir coronas… pero el firme seguía inclinado..9%, 12%… e incluso 20%.

A alguno le empezó a patinar el embrague y tuvo que volverse y otros echamos pie a tierra para buscar la corona de piñones que no aparecía.

En la siguiente imagen, el cartel que mira Fernando dice 20%..!!!

Al día siguiente, después de Peñiscola y como no había tenido bastante con la subida del día anterior, Fernando se subió de nuevo a la ermita para sacar esta foto y dejar constancia del 20% famoso…., no sea que alguien no se lo crea.

Finalmente coronamos (ya sabemos porqué se dice así…) y disfrutamos de las vistas de toda la ensenada con playas desde Oropesa, Torreblanca, Alcoceber y casi Peñiscola… Incluso se vislumbraban las islas Colombretes.

Foto con la ermita que nos dio buena vista y descenso raudo que nos esperaba el jacuzzi y la comida en el bar del Camping. Arroz negro muy bueno entre otras cosas. Siesta y, con Juan ya se sabe,  no podía faltar el masaje de todas las salidas para recolocar nuestros cuerpos. Un experto masajista fue el encargado de ello a casi a todo el equipo, benditas y expertas manos con resultados, por lo que cuentan, muy satisfactorio… y fue cómplice del supuesto regalito feliz a Pedro….

Al final del masaje, el masajista tenía que decirle aquello de «Y ahora toca el final feliz…», y a continuación le daba la camiseta que le teníamos preparada. Nos hubiera gustado ver por un agujerito la cara de Pedro ante la propuesta…

En el bar «La Taberna» esperabamos expectantes la llegada de Pedro y su «happy end», pero…. lo que pasa en las Vegas… se queda en las Vegas… Así que con su nueva camiseta y la tarta celebramos su aniversario.

Y aquí la espectacular parrillada de verduras que pusieron a alguno y que fue envidia del resto del personal. Alguién se llevó a Madrid las ganas de tomarse una igual…

Antonio ya no quiso jugar más al ajedrez al haber comprobado el nivel del grupo y dimos por acabada la jornada.

La noche ha sido muy ventosa pero parece que para hoy Viernes 1 de abril hará buen día en nuestra marcha hacia Peñiscola… pero eso ya se contará en otro momento… Bye….

Viernes, 1 de abril.

El día se presentó despejado pero más ventoso de lo esperado. Decidimos ir a Peñíscola a través del camino de la Torre Badum, pero con con la furgo, que sufrió las irregularidades del terreno.

Que buen mozo se ha hecho Fer en estos días

Pero disfrutamos de buenas panorámicas. La torre es una mas de las que hay por toda la costa y controlaba desde Oropesa a Peñiscola.

Parada en varias calas y salvamento de la gorra de Pedro por parte Juan. 

En Peñíscola, visita al peñón del Castillo, foto con el Papa Luna y vistas magníficas. Comida en el Restaurante «Pasión por el Pulpo»: Paellas marinera y de verduras, pescadito frito, zarzuela de mariscos, todo bastante correcto.

A la vuelta compra en el super y ya en el camping unos al jacuzzi y otros a matar el gusanillo con una marchita hasta Marina d’or, 40 km de nada…, con la excusa de que Ramón pudiera ver la fauna y flora del Parque Natural de Cabanes. Alguna mandarina, foto en el esperpento de chapa en decadencia de la «Ciudad de Vacaciones» y vuelta a todo gas pues a Lorenzo se le acababan las energías lumínicas.

Tras la cena, partidas de chinchón, ajedrez y damas y cada uno a su lugar de reposo, pues mañana haremos el camino de Peñíscola pero con las bicis…. y parece que tendremos buen tiempo pero también con viento, ya veremos como nos va…..

Sabado 2 de Abril:

Dia tranquilo, despejado y poco aire. En bici por caminos hasta la torre Badum, que se subió a todo trapo, se nota los días de entrenamiento. No nos atrevimos a bañarnos. 

Vuelta igualmente rápida pues nos esperaba el jacuzzi y la comida en el Restaurante del Camping.

Siestecilla y salida de algunos al pueblo que jugaba el Madrid a las 6. En el bar La Taberna nos habilitaron un sitio para ver los partidos y cenar. 

Gracias a los penalties, algunos respiramos… Según alguno del Celta solo había faltado que el árbitro hubiera tirado los penalties…pero bueno 3 puntitos para la saca….Luego el Atlético hizo lo propio con el Alaves. Nos acostamos sin partidas de ajedrez ni de chinchón. Y a prepararnos que hoy domingo hay que dejar nuestra casita antes de las 12…..dar una vueltecita de despedida y luego retornar a Madrid …

Domingo 3 abril.

Último día, pero no renunciamos a seguir conquistando las lomas de la Sierra de Irta.

Después de desayunar y dejar todo preparado para la vuelta a Madrid. Cinco valientes nos dirigimos hacia el Castillo de Chivert rodeando la montaña de la Ermita de Santa Lucía.

Afortunadamente el tiempo acompaña y los naranjos sin recolectar nos aportan la energía para comenzar la empinada cuesta hasta el castillo que se sube a buen ritmo. 

Buenas vistas, monumento muy bien conservado.
Alcalá de Xivert al fondo

Nos volvemos por el mismo camino. Ducha en el camping, comida en Casa Tere de Oropesa y llegada sin novedad a Madrid sobre las 21h00.

Un aplauso para el gran organizador Juan. Otro para el gran seguidor de tracks Pedro. Otro para el Campeón de ajedrez Antonio y otro para el resto José Pablo, Ramón y un servidor que hemos hecho lo que hemos podido.

Hasta la siguiente marcha!!!. Gracias a todos!!!

También al bajar era importante reponer fuerzas…, sobre todo porque las naranjas tenían una pinta de aúpa..!!